Momentos de tensión

Estándar

Hay veces que no controlamos nuestras palabras, que nuestras emociones toman el control de nuestras acciones y hacemos daño sin quererlo. Continuar leyendo

Una historia difícil de contar

Estándar

Es duro decir que has intentado acabar con tu vida, pero más duro es reconocer que ahora mismo sigues sintiendo que tenías que haber dado el paso, que no tenías que haberte arrepentido de intentarlo. Continuar leyendo

No es fácil

Estándar

Aparentas siempre un aspecto diferente al que te gustaría tener, no puedes ir desnudo por la vida. Continuar leyendo

Paradojas de la vida

Estándar

Es curioso cómo a veces intentando decir algo ya anteponen lo que puede pasar por tu mente aunque poco tenga que ver con lo que quieres intentar decir. Continuar leyendo

Unicornios extraños

Estándar

Es raro pararse a pensar en lo que dejamos atrás poco a poco sin darnos cuenta durante el camino de nuestra vida, las emociones que ya no sentimo y, sobretodo, ciertos recuerdos que ya será difícil dejar de recordar. Continuar leyendo

Niño caprichoso

Estándar

A veces es difícil ponerse a relatar lo que pasa por tu mente, y mucho más si es sobre ti mismo lo que te ronda. Continuar leyendo

Finde libre

Estándar

Es curioso, me encanta estar solo en casa.

Me paso meses y meses para tener un fin de semana de soledad y “libertad doméstica” en mi domicilio, sin nadie alrededor mío, disfrutando de esos gustosos “me levanto cuando me dé la gana, como lo que me dé la gana, salgo y entro cuando me dé la gana”, etcétera; que parecen que te dan esa “libertad” siempre ansiada para quedar con esa gente que no sueles quedar y hacer esas cosas que no sueles hacer, como ponerte en la cama sin hacer nada, poner tu música favorita y leer un buen libro que en algún momento dejaste abandonado mientras piensas qué te apetece almorzar ese día. Continuar leyendo

Querido futuro:

Estándar

Quiero hacerte una pregunta, no me lo tengas en cuenta. Continuar leyendo

Viaje y respuestas

Estándar

Ahora mismo me encuentro en el barco, en un accidentado regreso similar a la ida, con un vaivén constante y una sensación de encontrarme en una montaña rusa que durante ocho horas me hace pensar de una forma inusual. Continuar leyendo