Finde libre

Estándar

Es curioso, me encanta estar solo en casa.

Me paso meses y meses para tener un fin de semana de soledad y “libertad doméstica” en mi domicilio, sin nadie alrededor mío, disfrutando de esos gustosos “me levanto cuando me dé la gana, como lo que me dé la gana, salgo y entro cuando me dé la gana”, etcétera; que parecen que te dan esa “libertad” siempre ansiada para quedar con esa gente que no sueles quedar y hacer esas cosas que no sueles hacer, como ponerte en la cama sin hacer nada, poner tu música favorita y leer un buen libro que en algún momento dejaste abandonado mientras piensas qué te apetece almorzar ese día. Continuar leyendo